¿Por qué la Esclerosis Múltiple es una enfermedad inmunitaria?

Todos conocemos que nuestro cuerpo cuenta con un sistema inmune perfecto en donde su único objetivo es protegerlo de cualquier amenaza tanto interna como externa. Cuando ella se convierte en agresor y busca ser la principal atacante del cuerpo es cuando se establece enfermedad inmunitaria.

¿Cómo afecta esto a la esclerosis múltiple y es una enfermedad inmunitaria?

En un cuerpo sano, las fibras nerviosas (también denominadas » axones «) tienen una cubierta protectora rica en grasas conocida como mielina. Está cubierta aísla las fibras nerviosas, similar a la cubierta de goma aislante de un cable eléctrico. La mielina permite el flujo suave e ininterrumpido de los impulsos nerviosos, lo que a su vez permite que el cuerpo envíe instrucciones vitales desde el cerebro a las diferentes partes del cuerpo.

Con la esclerosis múltiple (EM), el propio sistema de defensa del cuerpo, conocido como sistema inmunitario, funciona mal. Envía células que combaten enfermedades al sistema nervioso central (SNC) que pueden destruir la mielina del cuerpo. Esto ocurre porque el sistema inmune identifica incorrectamente la mielina en el SNC como un cuerpo extraño. Cuando el propio sistema inmune del cuerpo ataca su propio tejido, esto se conoce como una « enfermedad autoinmune «, y se cree que la EM cae en esta categoría. Los ejemplos de otras enfermedades autoinmunes incluyen lupus y artritis reumatoide.Cuál es el proceso que realiza en el cuerpo

Estas representaciones del interior de un vaso sanguíneo muestran glóbulos rojos normales, junto con células del sistema inmunitario diseñadas para combatir infecciones y enfermedades. Con la Esclerosis Múltiple, se cree que estas células del sistema inmune se dirigen mal y atacan los propios tejidos del cuerpo, en este caso, los nervios del SNC. Para llegar al Sistema Nerviosos Central, estas células del sistema inmunitario deben atravesar la barrera hematoencefálica y viajar a través de la pared de los vasos sanguíneos y llegar al cerebro, los nervios ópticos y la médula espinal.

Los linfocitos son un tipo de glóbulo blanco y juegan un papel importante en el sistema de defensa del cuerpo. Otro tipo de glóbulo blanco es el macrófago, y esto funciona para ingerir y destruir sustancias extrañas.

Los glóbulos blancos circulan en la sangre y se producen cuando el sistema inmunitario percibe un cuerpo extraño y le indica a las células que lo eliminen, «protegiendo» al cuerpo. Para alcanzar los nervios dentro del SNC, las células y moléculas del sistema inmunitario deben atravesar una barrera protectora que rodea los vasos sanguíneos.

Conocida como la barrera hematoencefálica (BBB), esta capa de células está diseñada para evitar que las células dañinas y otras sustancias en la sangre (incluidas las que podrían causar enfermedades) ingresen al cerebro, los nervios ópticos y la médula espinal del SNC.

¿Cómo Avanza  la enfermedad?

Con la Esclerosis Múltiple, las células dañinas del sistema inmunitario (macrófagos y otros linfocitos) pueden atravesar el BBB e ingresar al SNC, donde comienzan su ataque contra la mielina. Esto crea inflamación a lo largo de los nervios donde se está dañando la mielina. Las áreas de actividad se conocen como lesiones (o placas). Las lesiones varían en los niveles de actividad, que van desde muy activo (agudo), hasta crónico, hasta inactivo.

A menudo, la mielina que está dañada puede restaurarse mediante un proceso llamado » remielinización «, particularmente al comienzo de la enfermedad.

axones

Los oligodendrocitos son células que producen y mantienen mielina. Con el tiempo, sin embargo, los oligodendrocitos pueden perderse y no poder reparar la mielina dañada.

Se cree que la remielinización ocurre en la Esclerosis Múltiple recurrente-remitente (EMRR) cuando un brote de síntomas desaparece y entra en remisión. Se cree que el retorno de la función es el resultado no solo de la reparación de la mielina, sino también de la reducción de la inflamación. Finalmente, el axón queda expuesto y dañado, y la mielina ya no puede repararse. Con la EM progresiva primaria (PPMS) y otras formas de EM progresiva, los oligodendrocitos no pueden reparar la mielina y, por lo tanto, los síntomas no remiten.

Las áreas de mielina dañada se vuelven cicatrizadas y ya no pueden aislar completamente el nervio, dejando áreas desprotegidas, donde se interrumpe el flujo de los impulsos nerviosos. Esta interrupción en la comunicación entre el cerebro y otras partes del cuerpo produce los síntomas que experimentan las personas con EM.

¿Qué tipos de médicos y especialistas controlan los daños causados por la esclerosis múltiple?

Si la enfermedad logra avanzar y comienza afectar  varios órganos del cuerpo, son muchos los médicos de cabecera que tendrá que visitar un paciente con Esclerosis Múltiple, por tal razón se recomienda visitar.

Proveedor de atención primaria:

Se necesita un proveedor de atención primaria como un médico de cabecera o internista para ayudar a mantener a los pacientes con Esclerosis Múltiple, en buen estado de salud al realizar un seguimiento de la presión arterial, el colesterol, la glucosa, el estado de inmunización y otros factores.

dendritas

Patólogo del habla: un patólogo del habla puede ayudar a los pacientes a mejorar la claridad del habla, y algunos incluso pueden trabajar en ejercicios cognitivos para pacientes con problemas de memoria. Si se identifican problemas de deglución, los patólogos del habla pueden ayudar a determinar las posibles causas y si la terapia ayudará a mejorar la capacidad de deglución o si se necesitan cambios en la dieta.

Radiólogo:

Un radiólogo lee los estudios de imágenes obtenidos para controlar el estado de los pacientes con EM comparando los estudios actuales con estudios anteriores, los médicos pueden determinar si la enfermedad se ha estabilizado.

Fisioterapeuta:

Los fisioterapeutas trabajan para ayudar a los pacientes a recuperar la movilidad o la fuerza. También ayudan a los pacientes a determinar cómo mantener su fuerza y ​​movilidad después de que se diagnostica una enfermedad crónica.

Terapeuta ocupacional:

Los terapeutas ocupacionales a menudo trabajan estrechamente con fisioterapeutas para ayudar con problemas de movilidad debido a la Esclerosis Múltiple. Además, estos terapeutas también enseñan a las personas con EM cómo ajustar o modificar cosas en su entorno y en sus hogares mediante el uso de herramientas o acciones para realizar con seguridad las actividades diarias.

Psicólogo clínico:

Un psicólogo clínico puede ayudar a los pacientes con EM que sufren depresión, ansiedad o que necesitan ayuda para hacer frente a su diagnóstico. Los psicólogos brindan asesoramiento o psicoterapia; No recetan medicamentos. En ocasiones, trabajan en estrecha colaboración con los psiquiatras que determinan si se necesitan medicamentos y, de ser así, qué medicamentos recetar.

Neurólogo:

Un neurólogo es un médico especializado en enfermedades del cerebro y del sistema nervioso. Algunos neurólogos tienen capacitación adicional en el tratamiento de la esclerosis múltiple.

1 comentario en “¿Por qué la Esclerosis Múltiple es una enfermedad inmunitaria?”

Deja un comentario